Lange Blaster Pro

Así se llama mi nueva bota.

De todos es sabido que Lange hace muy buenas botas para pista, aunque siempre ha tenido fama de tener la horma muy estrecha. Concretamente, sus botas de pista son de 92mm y las de Freeride, 98mm. Esta temporada 2009/10 ha sacado la gama Blaster, que se caracteriza por tener una horma más ancha, 102mm, lo que la convierte en una bota más cómoda. Según Lange, han llegado a esta horma tras escanear miles de pies. Existen 5 modelos: la 8, 9, 10, Pro y Súper, con unos índices Flex de 80, 90, 100, 110 y 120 respectivamente.

A pesar de tener la suela típica de las botas de alpino, el material es una goma que agarra más en terrenos duros, lo que también contribuye a la comodidad al andar. También tiene el botín termoformable y regulación de canting.

El cuarto gancho dispone de un extensor que facilita el apriete cuando va duro. La cremallera de este gancho es corredera (3 posiciones) con la mano para ajustar diferentes grosores de pierna. La del tercer gancho también se puede ajustar en 3 posiciones pero es necesaria una llave.

Pero la característica importante es un nuevo sistema para liberar la caña y poder foquear y andar más cómodamente. Se llama Climbmatic y sólo lo llevan la Pro y la Súper. El tercer gancho (el inferior en la caña) lleva un mecanismo que se acciona con un cable (sirga) de manera que al estar cerrado, la caña queda bloqueada en posición de descenso. Si abrimos totalmente el gancho, se libera el mecanismo y permite el movimiento de la caña. En el siguiente vídeo puede verse el resultado.

video

La Súper Blaster es igual a la Pro excepto en:
- el color, que es naranja
- el Flex, que es 120 (en lugar de 110)
- el segundo gancho también tiene extensor
Primeras impresiones

Lo primero que hice al recibirlas fue pesarlas. Primera gran sorpresa: en el nº 29.5 pesan la friolera de 5.40 kg. No cabe duda de que es un serio hándicap si se quiere usar para travesía.

El botín, aun sin termoformar, es bastante cómodo. Lleva ese pelillo (sólo en la parte superior) que no queda muy montañero, pero es muy agradable.

En cuanto al caminar, al tener la suela plana, no es tan cómoda como la típica bota de travesía, pero muchísimo mejor que una de alpino ya que la caña te da más juego.

En el foqueo, no he encontrado ninguna diferencia respecto a las de travesía; el sistema Cimbmatic funciona perfectamente.

En el descenso, aún no la he probado en diferentes tipos de nieve, pero en un tramo de pista noté una grandísima diferencia respecto a las de travesía (a mejor, se entiende). La transmisión es muy directa, sientes más la tabla y hace que disfrutes más. Normal por otra parte con un Flex de 110.

Un inconveniente que le vi es la suela cuando la superficie está helada (no nieve dura sino hielo). La verdad es que no agarraba nada, aunque no sé si alguna bota agarra en hielo. En asfalto, tierra o nieve, sin problemas.

Resumiendo, es una bota de pista que se puede utilizar para hacer travesía. Es una alternativa a las injustificadamente carísimas botas de travesía/freeride que hay en el mercado. Desde luego, si alguien se dedica a la travesía pura, no es su bota porque pesa mucho y la suela no es la más adecuada. Pero para freeride y freerando, alguien que prime el disfrute en el descenso, o para pista, es una buena bota.

Detalle de la puntera y el botín

Mulleres 13/02/2010

Otro magnífico día meteorológicamente hablando. A pesar de los -9ºC en Benasque y los -9.9ºC de los Llanos del Hospital a primera hora de la mañana, el viento ha estado en calma y las nubes han abandonado al sol en todo su esplendor.

Hoy tocaba el Mulleres, calcetinada a la vista, como así ha sido, tanto a la subida como, lo más triste, a la bajada. La subida la he hecho por el Valle de la Escaleta y la bajada por Barrancs. Ambos valles tienen amplias zonas "llanas" que lo único que hacen es, además de hacerte perder tiempo, desgastarte física y psicológicamente. Si a esto le sumamos el Plan de Aigualluts y el del Plan de Están, parece obvio que se trata de una etapa larga tanto en subida como en bajada.

Ninguna dificultad reseñable, el itinerario, si no evidente, es bastante claro y demasiado suave, no hay grandes pendientes (durante la subida, me refiero). Dejando las tablas en el collado de Mulleres, se sube a pie sin crampones ya que la nieve no estaba dura. Ésa es otra, porque desde el desvío Renclusa-Aigualluts, he tenido que ir abriendo huella, entre 15 y 25 cm. Total, 5 horas de subida.

Después de hacerlo de subida, no me apetecía nada volver por el mismo sitio, así que he tirado hacia el collado del pico Barrancs, para lo cual he tenido que poner focas durante un rato. Pero ha merecido la pena, al menos, he podido disfrutar de una pala inmaculada, con buena pendiente y con las crestas de Salenques-Tempestades y la cara este del Aneto como decorado. Vaya foto...si alguien hubiera estado allí para hacérmela, claro. Luego se llega al ibón de Barrancs, laaaaargo y llano, y la última bajada, que te deja en Aigualluts. Y a partir de ahí, pues ya lo sabemos,¿no? Patinar, remar, subir a pie un pequeño repecho, patinar, patinar,...hasta el Hospital.

Ah, una incidencia. Durante la subida he perdido un tornillo (síííí, aún me quedan) de la bota, el del canting que ya había perdido y repuesto en otras ocasiones, así que he bajado con esa incertidumbre. ¿Se romperá definitivamente la bota? Pues no, ha aguantado, así que ahora, a repararlo. (18:58 : un tornillo, 2 arandelas y 2 tuercas, y ya está reparada)

Otro ah, la nieve no estaba muy allá. Venteada, con continuos cambios y enganchones, había que estar concentrado, no te podías relajar.

Remuñé, Perdiguero y Mall Pintrat desde el Plan de Están
Llegando a la Besurta, la Forcanada al fondo.
Glaciar del Aneto
Acceso al valle de la Escaleta
Valle de la Escaleta, con el Salvaguardia y Pico de la Mina al fondo
Cap de Toro y Mulleres
Arista norte del Mulleres
Confirmado: me falta un tornillo
Aneto y glaciar de Barrancs
Ibón de Barrancs
Bonito corredor entre los picos de Aigualluts y Barrancs
Desembocadura de Barrancs en Aigualluts
Mapa del recorrido (más de 26 kms)

Alba 07/02/2010

Ascensión al Pico de Alba (3.107 m), en el macizo de las Madaletas (tresmil más occidental). Día perfecto para hacer travesía: sol, nada de viento, nieve abundante y estable para subir, buena a muy buena para bajar. Me quedé a 60 m de la cima, tras pasar el corredor, por la sucesiva rotura de los crampones (la puntera de plástico por donde se pasa la correa). Curioso que en 20' se rompieran ambos.

Saliendo del Hospital

Rampas empinadas para llegar a los tubos de Paderna. Al fondo, Perdiguero, Forca de Remuñé,...

El segundo tubo de Paderna visto desde abajo

El tubo visto desde arriba

Pleta de Paderna

Tuca Blanca y Tuqueta Blanca de Paderna

Maladetas Occidentales y Diente de Alba

Perdiguero, circo de Literola, Crabioules, Maupás

Posets

Julio en lo alto del corredor


video
video
video


video